porcat.org

PORCAT considera que se puede conseguir una producción intensiva que respete el bienestar de los animales

A principios de este mes de enero leíamos un artículo publicado en el diario Ara sobre una sensibilidad cada vez más extendida sobre el sufrimiento de los animales en los mataderos y las granjas.

Desde PORCAT consideramos que, tal y como recoge el artículo, lo que exige la sociedad actual como reto de futuro es mantener los niveles actuales de producción de carne con un correcto trato a los animales. Sin embargo, pensamos que es un error crear bandos opuestos: los cuáles defienden los animales y los cuáles defienden la producción intensiva, porque es posible conseguir una producción intensiva que respete el bienestar de los animales.

La Unión Europea ha destinado en los últimos años mucho apoyo económico a varios proyectos de investigación sobre bienestar animal. En alguno de estos proyectos, como el Welfare Quality, ha habido una importante participación de investigadores catalanes.

La causa animalista está ganando adeptos en todas partes del mundo occidental, fruto de una sensibilidad cada vez más extendida sobre el sufrimiento de los animales en los mataderos y las granjas. Aunque aumenta el número de vegetarianos, la gran mayoría de la población mantiene la dieta carnívora pero exige cada vez más un trato digno a los animales antes del sacrificio o durante su explotación en las granjas.

El bienestar animal está muy regulado por la normativa europea, tanto en la granja como en el matadero. En porcino, por ejemplo, se aplicaron cambios importantes en las granjas obligatorios desde 2013.

Siempre, y de forma estricta, la carne que se produce cumple los estándares de seguridad alimentaria (presencia de sustancias que afecten la salud humana). Aparte de los controles voluntarios que realizan ganaderos y mataderos, existen controles oficiales del Departamento de Agricultura y del Departamento de Salud, con presencia física de veterinarios de la administración a los mataderos. Los resultados de estos controles son públicos.

Fuente de la fotografía: DARP

Noticias