porcat.org

El Reino Unido se convertirá en el primer país europeo en prohibir la exportación de animales vivos

Hacía años que el Departamento de Agricultura del Reino Unido barajaba la posibilidad de una posible prohibición de la exportación de animales vivos destinados a sacrificio y engorde para evitar así su “sufrimiento” y “angustia” durante “viajes extremadamente largos”. En varias ocasiones el Gobierno británico se había mostrado en contra ante las normas comerciales de la Unión Europea que permiten el transporte de animales al extranjero para el sacrificio. 

Pues bien, ahora que las islas británicas han abandonado la Unión Europea y, por lo tanto, deja de seguir sus reglas después del período de transición, que finaliza el 31 de diciembre, la prohibición se puede introducir. Por ello, el ministro británico de Agricultura, George Eustice, ha anunciado unos planes para introducir la prohibición de la exportación de animales vivos para sacrificio y engorde, en Inglaterra y Gales, para finales de 2021. De esta manera, el país se convertiría en el primer país europeo en adoptar la prohibición y, consecuentemente, afirmarse como líder mundial en bienestar animal.

El Gobierno ha puesto en marcha una consulta sobre este plan, de ocho semanas de duración, en la que se incluyen medidas para reducir el tiempo de transporte en los camiones dentro del Reino Unido y de la duración máxima de viaje, ampliar el espacio para los animales durante el transporte, y normas más estrictas sobre el transporte de animales en temperaturas extremas o por mar.

Aunque sólo un millar de los millones de animales criados para carne en este país terminan enviando a Europa por su sacrificio, la medida cuenta con el apoyo de la asociación de protección animal RSPCA y el grupo de bienestar animal Compassion in World Farming.

Noticias