porcat.org

Estos son los principales certificados en bienestar animal

El concepto de bienestar animal incluye aspectos relacionados con la salud física, el estado emocional y el comportamiento de los animales. Garantizar la salud de los animales que se encuentran dentro de las granjas es importante sobre todo por razones éticas. Además, cumplir con los mejores estándares posibles de bienestar animal es un requisito cada vez más imprescindible en las explotaciones porcinas.

El bienestar animal se evalúa a partir de unas medidas basadas en las instalaciones y manejo y en el animal. Cada vez son más las explotaciones porcinas que deciden certificarse en bienestar para garantizar el buen trato de sus animales.

A la espera de un sello comunitario, países como Holanda, Dinamarca y, desde el año pasado, Alemania ya tienen un etiquetado propio que permite al consumidor distinguir en tres niveles la carne procedente de animales (principalmente cerdos) criados bajo estándares más elevados de bienestar animal. En España ya contamos con certificaciones propias sobre bienestar animal, creadas por entidades de referencia:

  • WelfairTM. El último en llegar (desde finales de 2019) es también el que abarca el mayor número de especies animales: ganado vacuno, porcino, ovino, avícola (gallinas ponedoras, pollos y pavos) y conejos. Está validado y avalado por la comunidad científica que participó en los proyectos europeos Welfare Quality y AWIN (Animal Welfare Indicators). Esta certificación independiente está homologada por el Instituto de Investigación y Tecnología Agroalimentarias (IRTA), en colaboración con Neiker-Tecnalia. Basado en la observación directa del animal, este sello se puede ver en la etiqueta de cada vez más productos con la leyenda "Bienestar Animal Certificado welfare". El año pasado comenzaron las primeras auditorías y, según Aenor, ya lo ha concedido a más de 4.500 operadores.
  • Interporc Animal Welfare Spain (IAWS). Creado por la Organización Interprofesional Agroalimentaria del Porcino de Capa Blanca (Interporc), este reglamento avala las buenas prácticas en todos los eslabones de la cadena de valor de este tipo de cerdo: alimentación, limpieza-desinfección, alojamiento, salud, comportamiento, manejo, control de las granjas y animales y control en el centro de sacrificio. Está avalado por un comité científico en el que participan, entre otros, el Instituto Nacional de Investigación y Tecnología Agraria y Alimentaria, la Real Academia de Ciencias Veterinarias de España, la Asociación Nacional de Veterinarios de Porcino y varias universidades. Además, ha sido testado y validado por organizaciones de protección y defensa de los animales y presentado ante la Organización Mundial de Sanidad Animal en París.

Además de los sellos anteriores, otras entidades ya trabajan para otorgar en un futuro sus propios certificados:

  • Compromiso Bienestar Certificado. La certificación de Interporc ha servido de base para poner en marcha una iniciativa pionera en el mundo. Compromiso Bienestar Certificado se configura como un único sello común y similar para todas las producciones ganaderas, que se distinguirán por colores y las figuras de la especie a la que se refieren. Cada organización participante desarrollará su propio reglamento técnico, como ya lo ha hecho Interporc. Así lo están trabajando las interprofesionales de porcino ibérico (Asici), conejo (Intercun), ovino y caprino (INTEROVIC), pollo (Propollo) y bovino (Provacuno).
  • ANTA. La Asociación Nacional de Transportistas de Animales Vivos podría contar este año con su propio sello para certificar el buen hacer de sus profesión.

 

Fuente: Consumer.es

Noticias