porcat.org

La vacuna de la PPA estará en 2024.

España lidera la investigación de la vacuna contra la peste porcina africana, la PPA, de la mano de José Manuel Sánchez-Vizcaíno, catedrático de la Facultad de Veterinaria de la Universidad Complutense de Madrid (UCM). Sánchez-Vizcaíno ha explicado en la Lonja de Lleida, "capital" del sector porcino en España, que la vacuna contra la PPA podría estar lista hacia el 2024. La vacuna que está preparando se enmarca dentro del proyecto VACDIVA, financiado por la Comisión Europea (CE), con 10 millones de euros. Inicialmente, tenía que finalizar en 2023, pero lo más probable es que se tenga que prorrogar hasta el 2024, a causa de los retrasos que ha sufrido a consecuencia de la pandemia de coronavirus.

No obstante este avance, en paralelo se han detectado vacunas ilegales contra la PPA en el continente asiático, que suponen una nueva amenaza que pone en peligro la erradicación de la enfermedad en Asia, ha expuesto Sánchez-Vizcaíno en una entrevista en Animal’s Health.

Ante esta situación y en ausencia de vacunas, PORCAT destaca que es fundamental seguir extremando las medidas de bioseguridad, para prevenir esta enfermedad.

Buenos resultados de la vacuna

Sánchez-Vizcaíno calcula que en 2024 ya se podrá tener la vacuna para que sea aprobada por parte de la Agencia Europea de Medicamentos (EMA). El objetivo es conseguir un compuesto para la administración oral, válido tanto para jabalíes como cerdos de granja. Los resultados de esta vacuna en fase de ensayo son muy prometedores, puesto que tiene una efectividad por encima del 92%, pero matiza que todo dependerá de los resultados positivos de los experimentos previstos.

Actualmente, se están haciendo ensayos a Madrid e Italia y la previsión es realizar después estos ensayos en otros países, como son Lituania, Rumanía y Kènia. En Europa se llevan a cabo otras investigaciones y en los EE. UU. se están efectuando pruebas en granjas del Vietnam sobre un compuesto propio.

Los investigadores del proyecto VACDIVA ponen el énfasis en la seguridad de la futura vacuna, de forma que no provoque efectos secundarios como reversión a la virulencia, que los animales vacunados no tengan ningún problema de respuesta inmune o que no provoque abortos en cerdas embarazadas. Asimismo, ha contado con expertos en alimentación animal para desarrollar diferentes combinaciones que faciliten la ingesta oral. Además, están diseñando un sistema para poder vacunar a toda una familia de jabalíes, tanto ejemplares adultos como jóvenes.

En esta vacuna trabajan investigadores del Centro de Vigilancia Sanitaria Veterinaria de la Universidad Complutense y del Centro de Investigación en Sanidad Animal del Instituto Nacional de Investigación y Tecnología Agraria y Alimentaria (Sisa-Inia), así como investigadores de otros países europeos y otros continentes, como China, Rusia y Kènia.

Amenazas en España y Asia

En España, la importación de cerdos de otros países constituye un riesgo de entrada de la PPA. A pesar de que los cerdos importados provengan de zonas "limpias", el camión donde son trasladados puede atravesar países afectados o provenir de zonas afectadas por la enfermedad. Además, existen otras vías que pueden favorecer la transmisión. La llegada de la PPA a territorio español, sería un hecho "dramático", según dijo en la misma jornada en la Llotja de Lleida el subdirector general de Sanidad Animal del ministerio de Agricultura, Luis Romero González, según Segre. Para Lleida también lo seria.

Mientras que la directora general de Agricultura y Ganadería del Departamento de Acción Climática, Alimentación y Agenda Rural de la Generalitat, Elisenda Guillaumes, dijo que este virus es el reto más grande que afronta el sector porcino en este momento “a nivel mundial”.

En Asia, son las vacunas ilegales el principal factor que está provocando un problema real para conseguir erradicar la enfermedad. Estas vacunas ilegales se han usado en China, donde todavía hay virus circulante de la PPA. Se ha aplicado una cepa atenuada de PPA mediante ingeniería genética sin haber hecho ensayos previos de larga duración para comprobar la seguridad de este compuesto. La consecuencia es que se han provocado enfermedades crónicas y degenerativas a los cerdos, que se manifiestan como problemas a la hora de andar, inflamaciones muy llamativas de las articulaciones, abortos o problemas cutáneos. Por esta razón, Sánchez-Vizcaíno ha remarcado que el uso de las vacunas ilegales en Asia pone en peligro la erradicación de la PPA.

Noticias

06-oct-21

La vacuna de la PPA estará en 2024.

Mientras la vacuna contra la PPA, del projecte VACDIVA, avanza y podría estar lista en 2024, las vacunas ilegales que están proliferando en Asia ponen en peligro la erradicación de la enfermedad.