porcat.org

La venta de antibióticos de uso animal cae casi a la mitad entre 2011 y 2021

La Agencia Europea del Medicamento (EMA) ha hecho público un nuevo informe anual de Vigilancia Europea del Consumo Veterinario de Antimicrobianos (ESVAC), cuyos datos demuestran que las ventas generales de antibióticos veterinarios han caído un 47% entre los años 2011 y 2021, esto es, casi la mitad en la última década. Esta caída tan fuerte no se había conseguido antes; de hecho, en el informe anterior esta caída fue del 43%, como recogió PORCAT. El nuevo resultado que confirma la tendencia a la baja de las ventas de antibióticos se basa en los datos de 25 países europeos que han aportado información sobre las ventas de estos medicamentos de uso animal de forma continua durante ese periodo de tiempo de diez años. 

Según informa la EMA en su website, "estos resultados positivos reflejan los esfuerzos de los veterinarios, granaderos e industria farmacéutica para reducir el uso de los antibióticos para prevenir las resistencias antimicrobianas. También muestran que las iniciativas políticas de la Unión Europea (UE) y las campañas nacionales para promover el uso prudente de los antibióticos en animales están teniendo un impacto positivo", dijo Ivo Claassen, jefe de la División de Medicamentos Veterinarios de la EMA. 

Por otra parte, en el mismo informe se expone que las ventas de clases de antibióticos consideradas de importancia crítica en la medicina humana también disminuyeron notablemente entre 2011 y 2021 y representaron solo el 5,5 % de las ventas totales en 2021. En concreto, las ventas de cefalosporinas de tercera y cuarta generación cayeron un 38 %, las polimixinas, un 80 % y las fluoroquinolonas, un 14 %, mientras que las ventas de otras quinolonas cayeron un 83%. Y es que "los antibióticos deben usarse con prudencia y responsabilidad para preservar su eficacia y mitigar el riesgo potencial para la salud pública", como se indica en la categorización del Grupo de expertos ad hoc sobre asesoramiento antimicrobiano (AMEG).

Este informe de la ESVAC incluye, por primera vez, información sobre los progresos realizados hacia el objetivo de la Estrategia de la Comisión Europea "from farm to fork", con el fin de reducir la venta de agentes antimicrobianos para animales de granja y acuicultura en la UE. En solo tres años, entre 2018 y 2021, los 27 Estados miembros de la UE ya han conseguido una reducción del 18%, aproximadamente un tercio del objetivo de reducción del 50% fijado para 2030.

La Estrategia "from farm to fork" es el núcleo del Pacto Verde Europeo y tiene como finalidad que los sistemas alimentarios sean justos, saludables y respetuosos con el medio ambiente, explica la EMA.

Más, sobre el proyecto de ESVAC

Ahora, el duodécimo informe de la ESVAC presenta datos de 31 países europeos (29 países de la UE/EEA, Suiza y el Reino Unido). Todos los países participantes facilitaron voluntariamente información sobre las ventas de antimicrobianos veterinarios.

Por cada país que participa en el proyecto ESVAC hay una sección separada que presenta tendencias de ventas por clase antimicrobiana. Algunos países describen sus principales medidas para abordar la resistencia antimicrobiana y cómo estas actividades contribuyen a los cambios observados en las ventas en su país. Las medidas incluyen planes de acción nacionales, campañas nacionales para el uso prudente de los antimicrobianos en animales, restricciones sobre el uso de determinados antimicrobianos en animales productores de alimentos, o medidas para controlar la prescripción de antimicrobianos en animales.

El proyecto ESVAC fue lanzado por la EMA en septiembre de 2009 después de una petición de la Comisión Europea. Desde entonces, la Agencia ha coordinado y apoyado a los esfuerzos de los países europeos para establecer una información normalizada y armonizada sobre el volumen de ventas de medicamentos veterinarios antimicrobianos. El informe ESVAC se publica anualmente y se utiliza como fuente de referencia de información para científicos, veterinarios y otros profesionales de la salud, asesores de riesgos y responsables políticos en los Estados miembros de la UE.

En conformidad con el Reglamento (UE) 2019/6, la notificación de datos sobre las ventas y el uso de antibióticos en animales se convertirá en una obligación legal para los Estados miembros de la UE y la Agencia. Los nuevos requisitos se aplicarán a los datos a partir de 2023.

Fuente: EMA

 

Noticias