porcat.org

Las ventas de antibióticos en animales caen un 43% en Europa en una década gracias al esfuerzo del sector ganadero

Las ventas globales de anbitióticos veterinarios han caído un 43% en solo una década, entre 2011 y 2020, según el informe anual sobre Vigilancia Europea del Consumo de Antimicrobianos Veterinarios (ESVAC), que ha publicado este martes la Agencia Europea del Medicamento (EMA, por sus siglas en inglés). Esta caída en la cifra de ventas es fruto del importante esfuerzo efectuado por el conjunto de la sanidad animal, el sector ganadero y, en particular, por el sector porcino en estos últimos años, a fin de hacer posible la disminución del uso de los agentes antimicrobianos en sus actividades.

Este informe, que lleva por título Informe de ventas de agentes antimicrobianos a 31 países europeos en 2019-2020 y de Tendencias desde 2010 hasta  2020. Undécimo Informe de la ESVAC, se ha efectuado a partir de los datos aportados voluntariamente por 25 países europeos de la Unión Europea (UE) que han proporcionado información para todo el período 2011-2020 y, según estos datos, las ventas generales de antimicrobianos veterinarios fueron un 43% más bajas en 2020 que en 2011.

Sin embargo, informa que ha detectado un aumento del 6% de las ventas generales en los 25 países en 2020 en comparación con el año 2019 y la EMA ha explicado que tendrá que volver a analizarlo, junto con los datos que reciba en los próximos años, para comprender la causa.

La EMA ha destacado que, en el caso de los antibióticos de importancia crítica para la veterinaria, las ventas han bajado de la siguiente manera: las ventas de cefalosporinas de tercera y cuarta generación se redujeron un 33%; las polimixinas, un 76%; y las fluoroquinolonas, un 13%, mientras que las ventas de otras quinolonas cayeron drásticamente un 85%. Estas clases incluyen antimicrobianos que se utilizan para tratar infecciones graves en humanos, causadas por bacterias resistentes a la mayor parte de los tratamientos antimicrobianos. En animales deben utilizarse con restricciones, para preservar su efectividad y paliar el riesgo que suponen para la salud pública, según indicaciones en la categorización del Grupo de Expertos de Asesoramiento Antimicrobiano (AMEG), advierte la EMA.

En el caso de la medicina humana, la EMA ha destacado que las ventas de antimicrobianos de importancia crítica en la medicina humana descendieron de forma importante entre los años 2011 y 2020 y que solo representaron el 6% de las ventas totales en 2020.

La EMA explica que el undécimo informe de la ESVAC presenta datos de 30 países, entre los que no sólo figuran los países de la UE, sino también del Espacio Económico Europeo (EEE); como Reino Unido (que, como Estado miembro de la UE, ha aportado los datos de los años naturales cubiertos en el informe) y Suiza. Todos estos países han proporcionado voluntariamente los datos sobre las ventas de medicamentos veterinarios antimicrobianos.

Pero la EMA también recuerda que, según el Reglamento (UE) 2019/6, la notificación de datos de venta y uso de antimicrobianos en animales será una obligación legal para los Estados miembros de la UE y la Agencia. Los nuevos requisitos serán de aplicación a estos datos a partir del año 2023.

Valoración de los resultados

La patronal europea de sanidad animal, Animal Health Europe, ha calificado de "impresionante" la disminución del uso de antibióticos en la veterinaria y afirma que estos son los resultados de "muchos años de sensibilización y formación sobre el uso responsable antibióticos" y la demostración de "un creciente reconocimiento de que el sector de la sanidad animal europeo ha hecho un progreso sólido". En este sentido, Animal Health Europe ha dicho que este progreso ya fue reconocido en el tercer informe de la JIACRA, donde se presentaron datos de las redes de seguimiento de las agencias EMA, EFSA y ECDC, durante el período 2016-2018, y se puso de manifiesto que el uso de antibióticos ha disminuido y es menor en los animales productores de alimentos que en los humanos, en Europa, informa Animal's Health.

El nuevo informe de la ESVAC es también la demostración de que el sector ganadero y, en particular, el porcino ha realizado cambios en sus actividades destinados a racionalizar el uso de estos antimicrobianos en el ganado. Por este motivo, PORCAT se opuso recientemente a una mayor restricción de los antibióticos en animales, en sintonía, con el movimiento europeo que se generó en contra de restringir más su uso y que fue escuchado por los parlamentarios europeos que votaron en contra.

“Este es el resultado de más de una década de esfuerzos por aumentar la prevención de enfermedades y mejorar la gestión de la salud animal a través de mejores prácticas de higiene, medidas de bioseguridad, uso de vacunas y nutrición. Es necesario pedir que la variación entre los Estados miembros en los resultados del informe se analice ahora de forma exhaustiva. En el futuro, necesitamos saber más aparte de las cantidades de antibióticos que se utilizan para los animales; necesitamos entender qué se utiliza, para qué infecciones se necesitan y qué podemos hacer para reducir aún más la necesidad de utilizarlos”, expone Roxane Feller, secretaría general de Animal's Health Europe, informa Animal's Health.

 

 

 

 

 

 

Noticias