porcat.org

Los ganaderos y productores de carne catalanes reclaman apoyo al nuevo gobierno de la Generalitat

Las principales entidades del sector ganadero y cárnico han lanzado un grito de alerta para exigir apoyo y compromiso a los partidos políticos que negocian la constitución del nuevo gobierno de Cataluña. Los ganaderos y productores de carne han reclamado, entre otros, la protección ante las críticas recibidas durante el último año, que ponían en duda la calidad de la carne, el uso y el abuso de los antibióticos y el bienestar de los animales.

En esta misma línea, el sector ha pedido que se eviten las campañas de apoyo que promueven una imagen negativa del consumo de la carne, especialmente en las escuelas, refiriéndose especialmente al consistorio barcelonés, que pretende aumentar la oferta de segundos platos con proteína vegetal en los centros educativos durante este año.

Las entidades han aprovechado también para recordar la relevancia que supone el sector para la economía del país. Un campo que emplea a 34.000 personas y que produce 2 millones de toneladas de carne al año. "Es un sector estratégico y por tanto hay que establecer estrategias de futuro", ha pedido PORCAT, junto con otras asociaciones y federaciones del mismo ramo mediante un comunicado.

Apoyo en las medidas de bioseguridad

Atendiendo la importancia del sector y el daño que supondría la entrada de una enfermedad infecciosa como la Peste Porcina Africana (PPPA) en Cataluña, las entidades han exigido el apoyo de la administración catalana en la implementación y mejora de las medidas de bioseguridad en las explotaciones ganaderas.

Además de un plan de seguimiento de la fauna salvaje atendiendo que el jabalí es una de las principales vías de acceso de la PPA. "Todos los partidos políticos coinciden en que el sector cárnico-ganadero es estratégico para Cataluña. Ahora es el momento de demostrarlo con hechos", han remarcado.

Agilidad en los procedimientos burocráticos

En el aspecto más puramente político, los grupos han reclamado estructuras que agilicen el funcionamiento y eviten las trabas burocráticas que, sin lugar a dudas, entorpecen la modernización del sector. La obstrucción y el freno sólo debería aplicarse a aquellas explotaciones que no fueran sostenibles, dicen.

Además, para dinamizar los procedimientos y favorecer las granjas que son modernas y viables, las entidades son partidarias de crear la figura de una dirección general de ganadería con una subdirección específica dentro del Departament d'Agricultura.

Noticias