porcat.org

Valoración del primer año de la puesta en marcha del decreto de deyecciones ganaderas

El Govern aprobó hace un año el decreto de deyecciones ganaderas con el objetivo de asegurar la calidad del suelo y de las aguas subterráneas de Cataluña, y al mismo tiempo garantizar la viabilidad y la sostenibilidad de las explotaciones ganaderas y agrícolas.

El nuevo decreto se basa en tres pilares fundamentales: (1) mejorar la gestión en origen (con tratamiento si es necesario) (2) la mejora de la aplicación al suelo (fertilización orgánica de excelencia) y (3) la trazabilidad y control de las deyecciones.

PORCAT celebró la noticia y valoró muy positivamente la voluntad de consenso con el sector antes de su publicación. Pero un año después, considera que la correcta gestión de las deyecciones ganaderas no se ha convertido en una oportunidad para el sector. La aplicación del nuevo decreto está suponiendo muchas exigencias a los ganaderos, tanto en equipos de aplicación como de otras, como la revisión de las balsas o el establecimiento del nitrógeno de referencia.

El nuevo método de cálculo del nitrógeno ha demostrado ser una buena herramienta, pero la Asociación cree que ha supuesto un exceso de documentación y burocracia para los ganaderos, que en muchos casos les ha impedido continuar invirtiendo en la modernización de las granjas. Las trabas burocráticas, sin lugar a dudas no ayudan a la modernización del sector.

Dado que el sector se mantiene económicamente, a pesar de la crisis provocada por la Covid-19, PORCAT pide el apoyo de la Administración para reduir las trabas burocráticas que ayuden a continuar invirtiendo en la modernización de las granjas y hacerlas así más eficientes y adaptadas a los nuevos retos.

Noticias